Curso: Introducción al enfoque Reggio Emilia.

Marina y yo, seguimos formándonos en cursos sobre filosofías alternativas de enseñanza-aprendizaje. Esta vez de la mano de Lee y Natalia de Babytribu.

El curso empieza con una frase que es el mantra de todo el curso para nosotras, y que nos hace reflexionar sobre qué perspectiva queremos en nuestra vida, a lo largo de todo el desarrollo.

“Nada sin alegría”

Es la frase clave de Loris Malaguzzi, para empezar un curso sobre el enfoque Reggio Emilia.

Estamos muy de acuerdo con la perspectiva de ambas, pues los niños y niñas deberían vivir con alegría, pero es algo que debería extrapolarse a cualquier etapa de la vida, pues gracias a ella, todo tiene otro  color, otras inquietudes, otras perspectivas, otras opiniones,… las cosas con humor saben mejor.

Por suerte, nosotras siempre tenemos una gran sonrisa, risas contagiosas de carcajadas… la alegría sigue viva en nuestro día a día sobre todo en nuestra profesión vocacional.

El curso se divide en 7 bloques.

  1. Aspectos generales sobre Reggio Emilia.

Quizás, cuando vayáis leyendo este primer bloque, vais a pensar que menuda novedad. Que si eso lo sabe todo el mundo, que si es algo lógico, que si es lo que viene escrito en las leyes… pero ahora pararos a pensar de verdad. ¿Cuántos de vosotros ponéis esto en práctica desde casa o desde la escuela? Allá vamos.Lo primero que hay que saber sobre este enfoque, es que el niño es visto como un ser fuerte y lleno de curiosidad, lo que hace que tenga mucho interés por comprender el mundo que le rodea y por consiguiente, sea una persona llena de conocimiento.
Pero ahí no acaba todo. Este conocimiento se produce gracias al juego. Sí, al juego. Ese aspecto innato que todos tenemos al nacer. De este modo asociamos que aprendizaje y juego, no se producen uno indistintamente del otro.
Pero, ¿y qué pasa cuando un niñ@ juega y va relacionándose con un igual? Se va sintiendo seguro, va creando su propia identidad, autoestima y va sintiéndose parte del entorno que le rodea. Va adquiriendo confianza en sí mismo.
Y finalmente, Los 100 lenguajes del niño, porque los niñ@s tienen un centenar de formas de descubrir, pensar y aprender, pero ¡cuidado! Este poema puede llegar a herir su sensibilidad…¿A que teníamos razón? ¿A que parece que no hemos escuchado nada nuevo? Pero hacednos caso y reflexionad acerca de si de verdad estamos cumpliendo con ello día tras día. Seguro que muchos de vosotr@s os sorprendéis.

2. Rol del adulto.

Este es quizás uno de los temas que pensamos que puede ser imposible más complejo llevarlo a la práctica, debido a las ideas preconcebidas que tenemos.
No somos nosotr@s, los maestr@s quienes tenemos que guiar, pues son los niñ@s quienes tienen que ir guiándonos a nosotr@s, haciéndonos ver cuáles son sus intereses, pues al fin y al cabo, todos somos socios en el aprendizaje.
No contestemos sus preguntas al segundo, porque al hacerlo, les estamos quitando la oportunidad de descubrir y encontrar respuestas por sí mismos. Ayudemosles a buscar las respuestas juntos, pero no a dárselas sin que hayan tenido la oportunidad de encontrarlas.
Para ello, hay que escuchar y conversar mucho. Y por supuesto, documentar.Aquí si voy a tomarme la libertad de hacer un paréntesis en esta reflexión y compartir una milésima parte sobre lo que escribí, mi experiencia personal sobre la documentación. Intentaré no enrollarme pero creo que puede ser enriquecedor, al ser una experiencia que pude desarrollar en primera persona al elaborar mi TFM sobre ello.
Os pongo un poco en situación, mi TFM se llamó “La documentación como estrategia para evidenciar el aprendizaje durante la actividad libre en rincones. Una investigación-acción en Educación Infantil”. De este modo, iba todas las mañanas a clase, con mi grabadora, mi libreta y mi ilusión por sacar a la luz los aprendizajes que se iban produciendo durante el tiempo de juego libre.[…] Hay que tener paciencia para organizar la información. En el momento, mientras recoges los datos, no eres consciente de la cantidad de información que puedes estar consiguiendo, por lo que hay días que llegas a casa con cientos de imágenes y muchos minutos de conversación. Es importante reflexionar sobre lo sucedido lo más pronto posible, porque recoges imágenes y recoges conversaciones, pero en tu mente hay muchas más información que la recogida con esas herramientas que es necesaria plasmar cuanto antes. Hay mucha información valiosa, de gestos, situaciones y actitudes que no puedes recoger con la cámara de fotos o la grabadora.
Utilizar la documentación como parte de la metodología, hacer partícipes a los padres y a las madres de lo que sucede en el aula mientras ellos no están, hacer partícipes al alumnado de todos los procesos de aprendizaje que para ellos no son visibles. En definitiva, hacer partícipe a toda la comunidad educativa, del gran potencial que tienen los niños en esta etapa.Documentar, ayuda a recopilar experiencias, que hay que saber mirar para entrever que detrás de cada niño y cada niña, hay una historia diferente.[…]Y un ejemplo de las historias que tuve el honor de presenciar y hacer visibles, aunque solo es un trocito de lo que allí sucedió:

docu.

3. El ambiente como “Tercer maestro”.

Aviso a navegantes. No tiene sentido querer transformar tu aula, centro o casa en un ambiente 100% Reggio de un día para otro. Pon los pies en el suelo y comienza haciendo pequeños y sencillos cambios. Aquí compartimos algunos de ellos, de los cuales vamos a tener en cuenta al comenzar el próximo curso:
“Una escuela que no prepare para la vida, sino donde se viva” (Loris Malaguzzi)- Todo tiene que ser acogedor y ser estéticamente agradable (aula, patio, pasillos…)
– Coloca los materiales en recipientes transparentes donde los peques puedan ver qué hay dentro.
– Usa cestas de mimbre, bowls de madera, bandejas…
– Coloca espejos.
– Juega con la luz y la sombra (mucha luz naturales, pero también puede haber lámparas seguras, velas…)
– Incorpora cojinas, almohadas, telas, sábanas…
– Muestra materiales naturales (piedras, palitos, ramas, conchas…)
– Incluye en la rutina cuidar de plantas o animales.¿A que seguro que puedes incluir algún elemento en tu día a día? Piensa qué será mas acorde a tu realidad-aula/casa y anímate a ello.

4. El arte y la creatividad.

El enfoque Reggio Emilia propone una nueva perspectiva del arte, que  va más allá de la categoría semántica que tengamos en nuestros esquemas de pensamiento.Diariamente tenemos experiencias artísticas y expresamos la creatividad.Nosotras por profesión, vocación y amor a la creatividad, disfrutamos inventando, creando, materiales de enseñanza aprendizaje y dejando que nuestros alumnos y alumnas tengan dichas experiencias.Da igual la edad, todos tenemos un poco de artista en nuestro interior, pero al crecer parece que nos olvidamos de esa parte creativa que nos conforma como personas dejándola estar en un segundo plano. A lo largo de nuestra vida necesitamos del arte porque es una forma de expresar sentimientos, expresar emociones, fomentar la creatividad, expresar diferentes situaciones, capaces de descubrir, explorar, inventar, crear, comunicar, recordar… es un lenguaje más.Los padres, educadores y profesionales que respetamos dicho proceso, la imaginación, las ideas artísticas… ayudamos a los más pequeños a pensar, resolver problemas, explorar, observar la causa-efecto, cometer errores, corregirlos, fomentamos su imaginación, espontaneidad, intereses…

 <<¡HAY QUE FOMENTAR LA CHISPA CREATIVA!>>

Para ello tenemos que propiciar y promover experiencias, donde tomaremos el rol de guía, de acompañante del atelier, siguiendo la visión constructivista y fomentando la metacognición. Por el otro lado, el niño y/o niña tendrá el rol de crear, explorando con los materiales, herramientas y recursos de los que dispongan.La propuesta del curso en este bloque es animarle, motivarle, exhibir las piezas de arte, que nos explique el dibujo y explicarle lo que más nos gusta, visitar museos, tener siempre un lugar preparado para esos momentos de arte inspiradores, un lugar donde exponerlos, decorar objetos…Nos ha encantado el dossier con los numerosos ejemplos para experiencias de arte que vamos a poner en marcha y que poco a poco os enseñaremos en nuestro blog. Dejaremos volar nuestra perspectiva creativa propia, única y original, dejando fluir la imaginación.

5.  Materiales.
¿Qué podemos usar en las creaciones artísticas?Hay que elegir el material cuidadosamente, pero siempre en la línea de materiales naturales y respetuosos, potenciando el cuidado, uso,… trabajando prerrequisitos como texturas, atención, colores, tamaños, formas… con materiales como piedras, troncos, palos, retales, piñas, conchas, frutos secos, cuerdas, semillas, flores, hojas… que estarán colocados en frascos, canastas, bandejas… y en los diferentes lugares de la casa se colocaran los apropiados por ejemplo en la cocina: materiales de tamaño infantil como cuchara de madera, bowl, rallador… con esto podemos hacer fantásticas obras de arte; o incluso, si vamos más allá, potenciar la autonomía en el hogar.

6. Los intereses del menor.

Los niños y niñas, suelen tener diferentes gustos e intereses a lo largo de su desarrollo evolutivo. En muchas ocasiones preguntamos desde la escuela “Dime cosas que le gusten a X” y a veces las respuesta es, “es que no le gusta nada”. Eso es porque no hemos observado con la suficiente atención y profundidad.

Los más pequeños, suelen hacer muchas preguntas, se cuestionan todo lo que les rodea, curiosean todo lo que les rodea, quieren indagar sobre el mundo en el que viven, buscar respuestas a lo que ven, escuchan, les ocurre, huelen… tenemos que ayudarles a descubrirlo y potenciar sus intereses; pero para ello hay que regalar tiempo. Tiempo para pensar, filosofear, observar, investigar, explorar, preguntar, solucionar, resolver…

El proceso esta compuesto por dos parte, la parte de las cuestiones donde el interés es inmenso, y la parte en la que desaparecen los intereses. Nuestra labor es que mientras dure ese interés, tenga suficientes experiencias con significado.

¿Cómo crees que podría hacerse desde casa? ¿y desde el colegio?

En casa proporcionando recursos.

Desde la escuela puede que trabajando por proyectos, rincones, lapbooks… donde los propios alumnos-as eligen el tema a investigar y ellos mismo eligen que quieren aprender, como, hasta donde van a llegar con ese aprendizaje.

7. Provocaciones.

Las provocaciones, lo que pretenden es llamar la atención del niño-a sobre sus intereses y curiosidades estimulando su reflexión, para crear sus propios esquemas de conocimiento, así como las conclusiones. Así les hacemos participes de su propia enseñanza-aprendizaje.

Los materiales que pueden utilizarse para las provocaciones son variados, de entre todos los mencionados a lo largo de dicha entrada (naturales, reciclados, objetos reales…).

Estos pueden darse en un lugar concreto, “un rincón”, con materiales previamente elegidos, organizados, como observadores podremos documentar las respuestas de los niños-as, y dar un pasito mas promoviendo la reflexión a través de preguntas.

Aquí llega a su fin la formación Reggio Emilia, os animamos a que indaguéis un poco más sobre dicho curso, que seguro que tendréis oportunidad de realizarlo en otro momento.

Si tienes más información sobre Reggio que quieras compartir o simplemente dar tu opinión, ya sabéis que aquí estamos para escucharos y seguir creciendo juntos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s