The theory of loose parts – “Teoría de las partes sueltas”

¿Habíais oído hablar de la teoría de las partes sueltas? Nosotras no hasta hace muy muy poquito y por supuesto, nos pusimos a recabar información y sacar nuestras propias conclusiones.

Empecemos por el principio.

Simon Nicholson (3 October 1934 – 17 January 1990) originario de Londres, fue un arquitecto que presentó la idea de que la creatividad de los niñ@s proviene de la interacción con el mundo que le rodea. Todos somos creativos, aunque nuestro entorno se encargue de hacernos pensar lo contrario. 

Y es que no hay pruebas de que algunas personas son creativas y otras no, pues todos los niños pueden experimentar, descubrir y crear cosas nuevas a partir de lo que ya tienen. Al igual que en Reggio Emilia, se piensa que todos los niños son competentes, creativos y capaces. De este modo podemos apreciar la relación que hay entre esta teoría y Loris Malaguzzi cuando hablaba del ambiente como tercer educador.

Pero ¿qué pasa realmente? Pues desde nuestro punto de vista, que todo el espacio arquitectónico que rodea a la infancia, las ciudades, las escuelas e incluso algunos hogares, en muchas ocasiones, no les permite desarrollar su imaginación, por el simple hecho de que no les dejamos ser curiosos.

La idea principal, es que las partes sueltas, los materiales movibles, diseñados y rediseñados vanamente, crean infinitas oportunidades de creatividad. Básicamente, a más materiales más interacción de las personas. (Nicholson, 1972)

Nicholson sobre todo se replanteaba el diseño de parques, escuelas y ambientes en general, proponiendo la incorporación de materiales sueltos para fomentar como hemos dicho anteriormente, la creatividad. Porque un ambiente rico en materiales, invita al niño a experimentar, involucrarse, construir e inventar. Les invita a ser pensadores, a tocar y jugar.

¿Tan difícil es hacer las ciudades más seguras? ¿Los parques más naturales? ¿Espacios donde se puede manipular agua o arena? ¡Lugares que nos estimulen los sentidos!

Aquí entra en juego la foto que colgamos hace unos días en la fanpage y que comentaba que le enviamos hace justo un año a TierraEnLasManos para que elaborase una guía sobre parques naturales infantiles. Este, lo encontramos en Málaga, en el muelle 2, en el Palmeral de las Sorpresas. Un espacio lleno de posibilidades naturales.

En todo este lio de partes sueltas, creatividad y ambientes, encontramos que Josep María Montaner y Zaida Muxí Martínez, (ambos arquitectos) escribieron hace unos años un artículo  titulado “A La Altura de Niños Y Niñas” , donde señalan todo lo que hemos hablado anteriormente y la necesidad de reflexionar sobre los espacios públicos. No tiene desperdicio.

Bueno, ahora que llevamos un rato hablando de la creatividad, los obstáculos y la importancia de los ambientes, quizás tengamos los pies en el suelo y podamos preguntarnos ¿es posible ser creativo desde todos los ámbitos?

Pues bien, todos aprendemos a expresarnos usando diversos lenguajes, los cuales se complementan y enriquecen entre sí (música, pintura, escultura, danza, cine, arquitectura) y a través de estos, expresamos nuestras emociones, sentimientos, pensamientos e ideas.

Además sabemos que:

“La creatividad es fundamental para la resolución de problemas, nos conecta con nuestro entorno y con las demás personas estimulando la empatía, nos ayuda a ponernos en el lugar del otro (Nussbaum 2010).

Pero es que la creatividad no es exclusiva del arte. Porque arte no es solo pintar y el arte no solo está dentro de los museos, sino que se produce en cualquier momento y lugar. Entonces, ¿por qué no crear una línea continua entre la arquitectura (pues ya vemos que es también un arte y una necesidad) y la pedagogía?

Bueno, pues dejando ahí la pregunta en suspensión para que también saquéis vuestras propias conclusiones, queríamos destacar que aquí en Málaga, nos encontramos con Mahatma Liliput. Esta es una oficina que hace talleres de arquitectura para niños muy originales y divertidos, donde se pueden celebrar ¡hasta cumpleaños!. Contacto: Facebook y teresa@mahatma-arquitectos.com

Ahora bien, ha quedado claro que el espacio debe ofrecer oportunidades para la creación espontánea ¿cierto? ¿Y necesitaríamos materiales muy costosos para conseguir esto? ¿Necesitaríamos mucha cantidad de materiales? Ay… ¡Qué equivocados estamos!

Si te damos un lápiz, una regla y un compás ¿a que probablemente seas más creativo que si te damos un libro para colorear directamente? Pues lo mismo sucede si les damos a los niñ@s objetos naturales, piedras, palos u otros materiales naturales en contra partida de un coche de juguete (sin menospreciar este último, porque también nos encantan, pero queremos que quede claro lo que intentamos transmitir).

Entonces, ¿qué son las partes sueltas? Pues ese material que nosotros mismos podemos mover, amontonar, alinear, agrupar y volver a ponerlos juntos de múltiples maneras diferentes. Materiales que no tienen solo un uso específico, materiales que se pueden usar individualmente o junto con otros, que no solo tienen una dirección de uso.

¿Podemos poner más ejemplos? Claro que sí, allá vamos, pero sobre todo pensad en materiales naturales:

  • cajas de cartón.
  • piedras.
  • palos.
  • piñas.
  • arena.
  • telas.
  • cestas.
  • cuerdas.
  • troncos.
  • semillas.
  • conchas.
  • hojas.
  • agua.
  • y un largo etcétera.

Como veis, son cosas cotidianas, materiales de nuestro día a día. ¿Por qué? Porque normalmente los juguetes naturales no son estructurados, permitiendo así un juego más libre y abierto. Es decir, lo que ahora es una cosa, en un rato significa otra.

Lo interesante de todos ellos es que no tienen ningún propósito definido, pues pueden ser cualquier cosa y se pueden utilizar de cualquier forma.

En definitiva, la teoría de las partes sueltas aboga por un ambiente rico en materiales, materiales manipulables y no estructurados, ricos y reales. Invita a los niños a experimentar, crear, imaginar, construir e inventar. Y con ellos, estamos seguras de que los pequeñ@s nos enseñarán a los adultos miles de alternativas de juego.

Más creatividad, más partes sueltas con las que interactuar, así se conseguirá estimular la participación en nuestro entorno. Preparemos los ambientes y dejemos que ellos construyan, derriben y vuelvan a rehacer su propio juego.

Se les da la oportunidad de darse cuenta de que hay diferentes maneras de hacer las cosas. Se les enseña a ser crítico de sus propias creaciones, ser flexible y persistentes cuando las cosas no salen como esperaban.

¿Conclusiones? Que necesitamos espacios de juego con más partes sueltas. ¿Por qué? Porque así ellos podrán elegir cómo usar ese material y los manipularán como ellos quieran fomentando así su creatividad e imaginación. En definitiva, se promoverá un aprendizaje más abierto.

Ahora, que no cunda el pánico. Tranquilidad. Pensaréis, ¿cómo introduzco esto en casa? ¿en el colegio? Os damos algunas ideas que seguro que ya hacéis, pero no lo habíais visto de esta manera:

  • En vez de tener un armario lleno de disfraces de super héroes, médico o vaquero (que está genial, pero abramos un poco la mente a lo que estamos tratando) ¿qué tal si incluimos una cesta o una caja con telas de colores, cinturones, sombreros, pañuelos, gafas de sol…?
  • Los legos, las construcciones, los pinchitos, los bloques… estos son geniales porque ninguna construcción va a ser igual a la anterior. Estos juegos dan pie a la creatividad libre, al realizar aquello que queramos hacer en ese momento.
  • ¿Qué tal si a nuestra caja de coches, le incluimos elementos como cuerdas, piedras, ramas y madera para que ellos mismos puedan crear las carreteras?
  • Juego al aire libre. En ningún sitio mejor que en el exterior para experimentar con la teoría de las partes sueltas. Por ello, recordamos el post que hicimos sobre los patios escolares. 
  • ¿Qué tal si en el ambiente de artes plásticas añadimos materiales como flores, plumas, cristales pulidos y conchas para que con estos nuevos materiales puedan añadir elementos a sus creaciones?
  • No tires los rollos de papel higiénico, tapones, botellas vacías y cartones. ¿Y si guardamos todo esto en una caja y creamos la caja de los inventos?
  • ¿Por qué solo jugar con animales? ¿Y si mezclamos los animales con cajas de zapatos, plantas y arroz?Simplemente, dejémonos llevar por la imaginación… ¡Hay mil maneras de jugar!

“Creativity is for the gifted few: the rest of us are compelled to live in environments constructed by the gifted few, listen to the gifted few’s music, use gifted few’s inventions and art, and read the poems, fantasies and plays by the gifted few.

The result is that the vast majority of people are not allowed (and worse – feel that they are incompetent) to experiment with the components of building and construction, whether in environmental studies, the abstract arts, literature or science: the creativity – the playing around with the components and variables of the world in order to make experiments and discover new things and form new concepts – has been explicitly stated as the domain of the creative few, and the rest of the community has been deprived of a crucial part of their lives and life-style.”

Simon Nicholson – The Theory of Loose Parts, 1971

Para apoyar esta reflexión, hemos encontrado en Pinterest esta magnífica sección de “The little words” donde podréis ver cientos de fotografías y coger ideas para llevarlas a la práctica.

Además, probad a poner “Loose parts” en el buscador de imágenes de Google, avisamos de que os vais a enamorar… ¡y es super fácil!

Y ahora que hemos terminado la entrada, os dejamos con lo mejor y con lo que más os va a gustar, ¡los videos! Son sumamente explicativos, pero queríamos dejarlos para el final para que comprendierais primero lo que queríamos transmitir y ahora, podáis entender la importancia que tiene mucho mejor. Hay muchos videos en youtube, solo tenéis que poner “Loose parts” y disfrutar de ellos. Os dejamos con algunos ejemplos:

Video1.   Video2.    Video3.   Video4.   Video5.

Os animamos a que penséis sobre esto y os adelantamos que las próximas entradas tendrán mucha relación con esta. Y tu, ¿llevas toda la vida pensando que no eras creativo? No olvidemos que crear es lo que nos mantiene vivos, así que sigamos creando…

Creer es Crear 😉

Anuncios

3 thoughts on “The theory of loose parts – “Teoría de las partes sueltas”

    1. CREERESCREARCONALMA dice:

      ¡Buenas noches Eugenia!
      Disculpa por la tardanza, pero no nos había llegado el aviso de tu mensaje…
      Pues mira, en primer lugar hay que tener presente que el adulto siempre debe guiar, observar y acompañar al menor, por lo que si en este caso tu estas presente en el juego, aunque dejando que tu pequeña se mueva libremente y elija lo que quiere ir haciendo… no debe haber ningún problema. Por otra parte, tu mejor que nadie conoces a tu niña, por lo que podrás saber si es “capaz” de plantearse nuevos retos con las partes sueltas o por el contrario, aun es pequeña y requiere de otra serie de objetos para jugar y aprender…
      No obstante, si tuviéramos que darte una edad orientativa, con 3 años ya es una muy buena edad para dejarlos hacer, pues creemos que con 1-2 años los objetivos que ellos mismos se plantean son muy diversos, aunque siempre las edades son orientativas… Esperamos haberte ayudado.
      Un abrazo fuerte.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s