¡Que la lluvia no te detenga!

¿Eres de los que piensas que con lluvia solo queda la opción de pasar un largo día en casa con los niñ@s? ¡Pues quédate leyendo!

Cuando el buen tiempo se aleja, parece que el correr, saltar y jugar al aire libre no son compatibles. Ya vendrán días mejores…decimos. Y quizás esto combinado con las actividades extraescolares, pantallas digitales y deberes, es la excusa perfecta para concienciarnos de que NO es viable salir a la calle en esta época.

Ya compartimos hace unos meses la frase de “No existe el mal tiempo, sino la ropa inadecuada” y si no sabes de qué hablamos, te aconsejamos leer este artículo.

¿Entiendes ya por qué decimos que no existe el mal tiempo? Es tan fácil como vestirse adecuadamente según esté lloviendo, nevando o haga viento y ¡a disfrutar! Sal ahí fuera y busca nuevas aventuras, ¡se creativo en la naturaleza!

Las autoras de los libros de nuestra entrada, la psicóloga Jo Schofield y la educadora ambiental Fiona Danks, investigan la influencia y las consecuencias del contacto con la naturaleza (o su déficit) en los niños.

“Hoy en día, demasiados niños y niñas pasan demasiado tiempo en el interior, absortos en sus mundos bidimensionales. No tienen suficiente acceso a jugar al aire libre, entre otros motivos por el miedo de sus padres al tráfico y a los extraños; por la falta de tiempo libre y la pérdida de espacios verdes; porque la familia no considera esta actividad en su lista de prioridades; porque no se da suficiente valor al juego y al aprendizaje al aire libre en las escuelas; porque hacemos demasiado hincapié en que se mantengan limpios y pulidos; porque hay demasiado miedo de los peligros al aire libre, mientras que los niños y niñas necesitan la libertad de jugar y de explorar”

Animando a los niños a pasar tiempo al aire libre desde bien pequeños, el mundo natural les resultará un entorno familiar en el que se sentirán confiados para jugar. Hemos de darles la libertad de explorar, de descubrir y de divertirse.

Antes de salir, procura no olvidar algunas recomendaciones como:

  • Vístete acorde a la temperatura y condiciones atmosféricas previstas. Si hace frío, abrígate bien; si llueve usa chubasquero, pantalones impermeables y botas de agua; si nieva, un buen abrigo. Importante también es el gorro, bufanda, guantes y unos buenos zapatos. Un truco es usar ropa más vieja, pues así no nos dará miedo mancharla ni estropearla.
  • Lleva una bolsa de basura para recoger las cosas si comes allí e incluso si ves basura en el suelo.
  • Nunca está de más llevar un pequeño botiquín.
  • No olvides el agua, fruta y frutos secos, si piensas pasar mucho tiempo.

Una vez fuera, os proponemos algunas actividades a realizar al aire libre:

AGUA.

  • Circuito de agua con embudos, botellas vacías y vasos agujereados.
  • Recoge agua en una palangana, mézclala con un poco de jabón y haz pompas.
  • Haz trasvases.
  • Comprueba qué objetos flotan y cuáles no.

TIERRA.

  • Pinta con tierra y agua.
  • Pinta la arena fina con tizas.
  • Haz castillos mezclando la arena con agua.

VIENTO.

  • Móvil sonoro colgado de un árbol.
  • Volar una cometa o un molinillo de viento.
  • Amarra unos lazos a un palo y mira los movimientos que hacen.

HIELO. 

  • Pintar sobre hielo.
  • Verter dentro del molde de los cubitos de hielo algunos objetos naturales como hojas y flores, llenarlos de agua y meterlos en el congelador. Juega con ellos hasta que se vuelvan a convertir en agua.
  • Con el mismo proceso, mete en los moldes otros objetos y cuando estos estén secos, intenta sacarlo usando un pequeño martillo.

NIEVE.

  • Juega a hacer ángeles.
  • Usa bolsas para deslizarte por las zonas más inclinadas.
  • Haz un muñeco de nieve.

Cuando queráis volver a casa, no te olvides… ¡Recoge todo lo que hayas llevado! Déjalo todo igual o más limpio que como lo encontraste. Recuerda que a parte de respeto y cariño, la naturaleza no necesita nada más de lo que llevamos.

Algunas ideas han sido extraídas de los libros que recomendamos a continuación, otras son ideas nuestras, que aunque no hayamos escrito ningún libro (aun) a veces se nos ocurren cosas no muy disparatadas.

El libro del mal tiempo. Un montón de cosas que hacer al aire libre con lluvia, viento y nieve. Fiona Danks y Jo Schofield. Ediciones Rodeno, 2013.

El libro de los palos. Un montón de cosas que construir y hacer con palos. Jo Schofield y Fiona Danks. Ediciones Rodeno, 2013.

Si te interesa el tema de la educación en verde y la importancia del contacto con la naturaleza desde la primera infancia, no dudes en leer “Educar en verde” de Heike Freire.

Y os dejamos también este vídeo que nos resulta cuanto menos, muy reflexivo.

Esperamos que os haya dado algunas ideas y ya sabes, si te gusta, comparte.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s